Building Information Modeling (BIM) es un flujo que integra las tecnologías, procesos y profesionales para impulsar la eficiencia de extremo a extremo en las operaciones de arquitectura, ingeniería y construcción. En estos momentos se está avanzando para que este proceso sea obligatorio en los proyectos, BIM se está convirtiendo en una capacidad indispensable en toda la industria y, cada vez más, la clave para impulsar la transformación digital.

Pero BIM por sí sola no es la solución, debe estar acompañada por la ejecución integral entre personas, sistemas y procesos. Es claro que este es un proceso que permite a las empresas de construcción mantener el control de proyectos de construcción cada vez más complejos a través de una mejor integración de las actividades en cada fase.

Entonces, ¿cómo pueden las empresas darse cuenta de los beneficios de BIM, que incluyen disminución en sus costos y reducción en su tiempo de ejecución? Una excelente solución es sumergirnos en la correcta implementación del proceso BIM de acuerdo a su empresa.

BIM está cambiando la forma en que los proyectos son ideados, planeados, presupuestados y entregados, además está mejorando la eficiencia y la efectividad en el ciclo de vida del proyecto desde el inicio en diseño hasta la utilización de la obra. Se trata de aumentar la precisión, la integración y el control en los cálculos, las estimaciones, el presupuesto y las operaciones de entrega. Igualmente, permite nuevos niveles de eficiencia ya que mediante la gestión de trabajo y de datos, se reutiliza la información para la consecución de proyectos similares, esto a su vez lo cataloga en un entorno más importante. BIM se está convirtiendo en un componente esencial de todos los negocios de construcción y en futuro quizás lo veamos como obligatorio.

ELEGIR EL PROCESO CORRECTO

El camino para BIM será diferente para cada compañía. Cada uno requerirá diferentes formas de integrar los procesos tanto de información como de ejecución: modelos operativos, definición e integración de procesos de tecnologías y gestión del cambio cultural.

La forma en que la información se une, depende en medida de:

  1. Como se alinea la estrategia de crecimiento, mercado en el país, ingresos y ventas.
  2. El Nivel de madurez BIM que tienen en el momento y el que desean adoptar después de implementar. Esto incluye la capacidad de impulsar el cambio, la preparación de su nuevo modelo de negocio y adopción de tecnología.
  3. El objetivo de cómo llegar el mercado nacional o internacional.

Si quieres saber más acerca de cómo implementamos el proceso BIM con IAC, no dudes en contactarnos.

Autor: Alexis Duque

Para conocer más sobre este y otros temas contáctanos escribiendo a info@iac.com.co. Igualmente, si quieres publicar tus artículos sobre temas de tendencia en la industria en nuestro blog, puedes enviarlos al mismo correo electrónico.

Deja un comentario