Adaptación de un documento de Autodesk por: Juan Diego Pareja Vélez, Arq. Consultor BIM

Building Information Modeling (BIM) es el nexo entre el diseño, la construcción y la operación de edificaciones.

Adoptado y aceptado por gobiernos y firmas de arquitectura, ingeniería y construcción (AEC) en todo el mundo por sus capacidades para reducir costos y mejorar la calidad, los procesos BIM se encuentra ahora en lo que Andy Grove de Intel llamaría “un punto de inflexión estratégico”.

Pero ¿Cómo es BIM en una era donde la conectividad es omnipresente? ¿Y qué queremos decir con BIM conectado?

Las tecnologías actuales que admiten procesos BIM avanzados están alterando la forma en que los edificios y la infraestructura se diseñan, construyen y utilizan. Sin embargo, para algunos arquitectos, ingenieros, contratistas y propietarios / operadores, adoptar nuevas tecnologías y procesos sigue siendo una propuesta aterradora que requiere reentrenamiento de equipos; que depositen su confianza en la nube y la movilidad; al igual que deben hacer la transición necesaria de su zona de confort 2D al mundo de los modelos 3D y BIM.

Estos desafíos son más fáciles de superar de lo que parecen al principio. Los flujos de trabajo BIM conectados pueden hacer que sea más fácil que nunca realizar el trabajo e innovar y sacar provecho de las nuevas oportunidades de negocio. Y esta es la manera:

1. Tome mejores decisiones usando datos

Con BIM, se pueden capturar, crear y analizar enormes cantidades de datos, lo que le permite evaluar alternativas en un contexto del mundo real. El conocimiento temprano en la fase de diseño del proyecto por parte de todos los involucrados en el proyecto respalda el desempeño “de hacerlo lo mejor posible” frente al “de solucionarlo de la mejor manera” durante la construcción del proyecto. El software, habilitado en la nube que aporta movilidad y el diseño generativo, tecnologías de realidad virtual y aumentada se están convirtiendo en un asesor en el proceso de diseño e ingeniería, optimizando diseños y ayudando a los equipos a tomar decisiones informadas antes de comenzar la construcción y en una fracción del tiempo que tradicionalmente se empleaba.

2. Digitalice todo

Integre el diseño a la fabricación para el proceso de construcción de manera más fluida. Extienda la digitalización al sitio de construcción, con sensores, drones, máquinas inteligentes y dispositivos móviles habilitados por una plataforma en la nube conectada a BIM. La integración perfecta de los procesos de diseño y construcción traduce la intención a la ejecución, ahorrando aún más tiempo y dinero.

3. Use datos a lo largo del ciclo de vida del proyecto

Enormes cantidades de datos pueden tomarse del proyecto en construcción y ahora están más disponibles que nunca, la tecnología conectada ayuda a que los datos sean útiles durante todo el ciclo de vida del proyecto. Aprender de los datos operativos reunidos a lo largo del ciclo de vida para la mejora continua de la toma de decisiones. Reúna datos a través de sensores y dispositivos conectados (IOT) para informar las decisiones de mantenimiento, las operaciones más eficientes y adaptativas, y el diseño futuro o las mejoras del proceso.

4. Acceso en cualquier lugar y en cualquier momento para todo el equipo

El modelo BIM del proyecto es el eje central desde el principio. Manténgase actualizado en la oficina y en el sitio de trabajo del proyecto, utilizando la nube, los datos y sistemas conectados para poder compartir y colaborar en todo el ciclo de vida en tiempo real y sin barreras. A medida que las empresas con capacidad de trabajo colaborativo se hacen más frecuentes en la industria será mucho más fácil desarrollar los proyectos.

El flujo de información tradicional diseño/obra/diseño es lento y lleno de dificultades que evitan que la información fluya adecuadamente, además es complejo identificar los elementos involucrados, lo que no ocurre con BIM. Las herramientas de BIM permiten identificar fácilmente los componentes que requieran datos o que los aportan de forma clara y precisa, dado que el modelo BIM diseñado es el mismo modelo del que en obra toman y reportan datos, y lo mejor casi en tiempo real todo es actualizado.

En definitiva, ahora es el momento de abrazar a BIM. La elección nunca ha sido más clara: adaptarse a estos cambios permite mejorar la previsibilidad, la eficiencia, la calidad

e impulsan la innovación, o la otra opción es permanecer en el pasado mientras sus competidores avanzan y usted pierde cada vez más negocios.

Autor: Juan Diego Pareja

Para conocer más sobre este y otros temas contáctanos escribiendo a info@iac.com.co. Igualmente, si quieres publicar tus artículos sobre temas de tendencia en la industria en nuestro blog, puedes enviarlos al mismo correo electrónico.

Deja un comentario