Día a día las industrias deben buscar formas de avanzar para generar eficiencia y eficacia en sus procesos. En el sector de la construcción con el pasar del tiempo se han podido notar cambios en pro de la mejora industrial, inicialmente solo se manejaban planos sobre papel que hacía engorroso y demorado el traslado y diseño de los mismos, adicionalmente estos no contenían el detalle necesario para evitar errores en obra; luego de esto empezaron a darse a conocer herramientas virtuales de diseño que ayudaban a agilizar el proceso de preparación de planos pero seguían con el mismo problema para trasladar a la obra y su detalle tampoco era adecuado para poner en marcha proyectos sin reprocesos, debido a la necesidad de mostrar los diseños lo más cerca a la realidad.

Por ello, en el mercado empezaron a desarrollarse y a usar herramientas que permitían llevar esos diseños antes realizados en 2D a 3D, lo que facilitó un poco la visualización de los proyectos para las áreas de diseño, pero aún no se lograba una conexión en tiempo real con los demás actores. El siguiente paso que dio la industria fue precisamente el progreso de una actividad independiente al trabajo colaborativo desde un solo diseño, donde cada uno de los actores podría intervenir y generar mejoras para evitar errores que crearan aumento de tiempos para la toma de decisiones, lo que hoy en día ya es posible mediante la ejecución de procesos BIM.

Lo anterior se da gracias a las últimas mejoras implementadas de forma macro en las empresas de arquitectura y construcción que se han basado en adquirir, usar y desarrollar procesos que les permita unificar los proyectos, generando diseños detallados dando la posibilidad de llegar a la obra de forma digital manteniendo visualizaciones 3D, lo que reduce los traslados de planos estorbosos en papel y permitiendo que desde la obra se realicen observaciones y cambios que ayuden a obtener un diseño AS-BUILT.

Ahora dentro de este proceso se había dejado de lado el tema de costos, pues no se tenía realmente en cuenta una herramienta que permitiera generar tanto cantidades como costos desde el modelo, de tal forma que la modificación o selección de cada parte desde Revit o Navisworks permitiera identificar dentro del modelo los costos incurridos para su desarrollo.

Hoy se cuenta con SIGMA ESTIMATES, una herramienta que se enlaza directamente con el modelo Revit BIM permitiendo manejar información desde este y añadir valores monetarios por unidad de cada elemento perteneciente al proyecto. Además de tablas de costos que le indiquen a los Manager y encargados conocer cuáles serán según el modelo los costos asignados para cada sección; esto permite beneficios como:

  1. Ahorrar tiempo en creación de tablas de costos.
  2. Ahorrar dinero en compra de materiales.
  3. Creación de listas de materiales con mayor facilidad y actualizadas en tiempo real.
  4. Identificación de pedidos de compra más exactos.

Lo anterior es un gran paso en la industria constructiva, pues hoy en día las empresas pueden perder entre un 7% y 10% de utilidades por mala estimación de materiales teniendo en cuenta que estos terminan manejándose como desperdicios. Esto no solo genera pérdidas económicas directas, hay que tener en cuenta también el tiempo dedicado por los colaboradores encargados al área de costos para que finalmente se incurra en errores y adquisiciones exageradas o insuficientes.

Por ello SIGMA ESTIMATES es una forma de apoyar procesos de construcción evitando reprocesos y logrando acercarse más al logro de un modelo AS-BUILT que asegure proyectos efectivos en las empresas.

Autor: Jennifer Barrios – Consultora BIM/PLM

Para conocer más sobre este y otros temas contáctanos escribiendo a info@iac.com.co. Igualmente, si quieres publicar tus artículos sobre temas de tendencia en la industria en nuestro blog, puedes enviarlos al mismo correo electrónico.

Deja un comentario