News & Events

Desde sus inicios, la metodología BIM ha provocado cambios importantes en los procesos de la industria de la arquitectura, ingeniería y construcción, la llegada de este nuevo modelo ha cambiado la forma de pensar y de intervenir de quienes participan en el ciclo de vida de un proyecto arquitectónico en todas sus etapas (Diseño, resultados y mejora continua).

En el artículo del día de hoy veremos cómo la metodología BIM mejora diferentes aspectos del sector de la construcción.

Mayor productividad:

Gracias a la implementación de la tecnología, los proyectos trabajan mejor colaborativamente, lo que ayuda enormemente a optimizar los tiempos de los procesos y a corregir errores del proyecto en etapas prematuras, entre muchos otros beneficios.

Distinto al método tradicional, el modelo BIM crea un modelo central unificado, el cual consiste en una recreación virtual exacta del proyecto a construir y de allí parte toda la producción y la información necesaria para la realización del proyecto.

En un informe presentado por la Agencia de Investigación Independiente en la industria de la construcción de Nueva Zelanda, el método BIM se ha popularizado durante varios años, según los registros, la duración del proyecto BIM en 2009 fue un 27% más corta que el uso de métodos tradicionales de diseño y construcción. En 2012, esta proporción aumentó a casi el 40%.

Aumenta la innovación:

La metodología BIM no solo mejora la eficiencia y la productividad, de hecho, gracias al uso de este modelo las empresas tienen un gran acercamiento al uso de tecnología como: Big Data, Inteligencia Artificial, Realidad Virtual y Aumentada, entre otros, algo que sin dudas genera oportunidades de innovación constantes y mejora continúa basada en proceso optimizados gracias a la ayuda tecnológica.

Calidad y competitividad:

Según el estudio “Implementación BIM en la industria española de la construcción” realizado en el 2017 por la Escuela de Arquitectura, Ingeniería y Diseño de la Universidad Europea de Madrid, los errores en los procesos de construcción reducen en (21%), mejora la calidad del proyecto final.

Proceso con alta transparencia:

Usando la metodología BIM, se enriquece la gestión de la calidad y la transparencia de información durante el proyecto, ya que proporciona registros de acciones concisas y detalladas para lograr el control total de cada proceso. Esta transparencia mejora significativamente la comunicación entre los equipos, minimizando así los riesgos en las decisiones tomadas durante el proyecto.

¿A quién afecta BIM y por qué?

El BIM afecta a todo integrante que hace parte del ciclo de vida del proyecto (diseñadores, ingenieros, constructores, resultados) de una forma integrada.

En resumen, la metodología BIM ayuda a quienes intervienen en un proyecto de construcción a ser más productivos, sin embargo, para lograr cumplir con todos los objetivos con su implementación, lo primero que se debe tener en cuenta es el desarrollo de un plan de implementación BIM para conseguir los resultados deseados con el proyecto.

Síguenos en nuestras redes sociales para que continúes aprendiendo acerca de BIM con los contenidos que tenemos preparados para ti.

Deja una respuesta