ERHUI1979 / GETTY IMAGES

Autor: Guillermo Cañón, CEO IAC

He recibido preguntas sobre estos tres términos que, en algunos casos, llegan con algún grado de angustia producida porque muchos hablan de estos y no hay una idea clara de si deben ser abordados por las empresas de nuestra región, en qué momento y de qué forma.

En este artículo busco aclarar las definiciones, similitudes, diferencias y campos de aplicación.

Similitudes:

Lo primero es que ninguno de los tres términos se limita a productos o tecnología. Se relacionan más con el potencial que tienen de transformar modelos de negocio que implican nuevas formas de colaboración, objetivos de largo plazo y una visión de sostenibilidad en sus tres aspectos: económico, social y ambiental.  Por lo tanto, el medio ambiente y la economía circular son comunes a las tres definiciones.

Entre los objetivos comunes está la digitalización de procesos que no se limita a la conexión de cosas por medio de internet; se trata de mejoras en competitividad, procesos internos inteligentes y conectados con clientes y proveedores, una mejor sociedad, unos mejores sitios de trabajo y comunidades más saludables y felices.

En común, también tienen el abordaje que requieren: no son proyectos de un área de la empresa (TI o equipo de diseño). Tampoco son un ajuste menor, por el contrario, requieren un replanteo de toda la empresa que implica nuevas formas de colaboración y, posiblemente, innovación abierta.

Las tecnologías emergentes son comunes a las tres iniciativas: Inteligencia Artificial (AI), Realidad Virtual y Aumentada (VR/AR), Blockchain, Robótica, Diseño Generativo, Internet de las Cosas (IoT e IIOT), Big Data, Analítica de Datos, Computación en la Nube, entre otras.

Orígenes y liderazgo:

Cuarta Revolución industrial: Se habla por primera vez de este término en diciembre de 2015 por parte del fundador y director ejecutivo del Foro Económico Mundial (WEF) Klaus Schwab en una publicación de Foreing Affairs.

La iniciativa está siendo liderada por el Foro Económico Mundial que cuenta con cuatro centros principales y tres centros afiliados, entre los cuales hay uno en Colombia – Latin America; estos centros buscan principalmente la definición de política pública para el adecuado uso de las tecnologías.

Industria 4.0: la iniciativa fue lanzada en la feria de Hannover (Alemania) en 2011 por parte del gobierno alemán, y está siendo liderada por el Grupo de Trabajo del Gobierno Federal Alemán en cabeza del ministro de Asuntos Económicos.

PLM: Se reconoce un primer caso de uso en 1985 en AMC (American Motors Company) para mejorar la velocidad de desarrollo del Jeep Grand Cherokee y competir mejor contra GM y Ford. Posteriormente, Chrysler lo implementó en sus procesos al comprar a AMC, con lo que logró ser el productor de menor costo.

No hay una entidad, gobierno o empresa a quien se pueda atribuir un liderazgo en PLM.

Definiciones y Objetivos:

Cuarta Revolución industrial: Su centro es la convergencia del tres mundos: física, digital y biológica. WEF argumenta que esta revolución está cambiando la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos con otras personas.  Según su fundador, esta revolución está cambiando no solo lo que hacemos, sino también lo que somos.

La velocidad a la que están ocurriendo los cambios es la gran diferencia con respecto a otros avances tecnológicos y revoluciones. Es imperativo tener formas rápidas de respuestas con un pensamiento no tradicional (lineal) y contar con políticas para el sector público y privado para la academia y la sociedad civil.

Industria 4.0: Es una iniciativa del gobierno alemán en colaboración con asociaciones, empresas, academia y sindicatos.

El objetivo principal de la plataforma es asegurar y expandir la posición de liderazgo de Alemania en la industria de la manufactura.

De forma general, la iniciativa hace referencia a redes inteligentes de máquinas y procesos de la industria, apoyados por información y tecnología de comunicación. La iniciativa busca coordinar la transformación digital de la industria de la manufactura.

La iniciativa tiene dos focos: el primero es el aumento de exportaciones, y el segundo está relacionado con la digitalización.

PLM (Product Lifecycle Management): es el proceso usado en la industria de la manufactura que permite a todos los involucrados trabajar sobre un único modelo digital del proyecto de forma colaborativa y concurrente. Permite gestionar el ciclo de vida de un producto desde su concepción hasta su disposición en las etapas de diseño, fabricación y uso.

El ciclo de vida de un producto también incluye aspectos como logística, gestión de calidad, manejo de inventarios, gestión del servicio y conocimiento de la forma en que están siendo usado para cerrar el ciclo con dos aspectos importantes:

  • El desarrollo de nuevos productos o funcionalidades.
  • La disposición final del producto y el reciclaje de sus componentes conectando el concepto de economía circular.

Por lo anterior, un reto frecuente para la implementación de un proceso PLM es la integración con sistemas de la empresa como ERP, CRM, MES, SCM, etc.

Con respecto a la digitalización de procesos, podría decirse que PLM es su columna vertebral para la industria de manufactura.

Campos de acción e impactos esperados:

Cuarta Revolución Industrial: el campo de acción es transversal a todas las industrias y no se limita a etapas del ciclo de vida.

Empresa: Cambios en las formas de oferta y demanda.

Oferta: será más rápida que nunca al mejorar la calidad, la velocidad o el precio al que se entrega el valor.

Demanda: al crearse nuevos patrones de consumo, las empresas deben adaptar su forma de diseñar, hacer mercadeo y entregar sus productos. Ya sean consumidores o empresas, los clientes están cada vez más en el centro de la economía, lo que lleva a mejorar la forma en que se les atiende.

Gobierno: Seguridad Nacional. Se requieren respuestas rápidas incluyendo las políticas regulatorias para comercio, modelos de protección y seguridad.

Personas:  Sentido de seguridad, nociones de propiedad, patrones de consumo, forma de conocer y relacionarnos con otras personas.  Avances en medicina que contribuirán a crear “mejores humanos” o “humanos aumentados”.

Forjando el futuro: Somos todos responsables por guiar esta evolución y tomar las decisiones adecuadas como ciudadanos consumidores e inversionistas. Al final, todo se basa en las personas y sus valores.

Industria 4.0: el campo de acción está limitado a la industria de manufactura y se enfoca principalmente en la fabricación. Se han definido seis frentes de trabajo: estándares, tecnología, seguridad, marco legal, educación y trabajo.

PLM:  el campo de acción está limitado a la industria de manufactura y busca cubrir todo el ciclo de vida del producto. Por lo anterior, impacta todas las áreas de una empresa y debe enfocarse principalmente en el cliente.

Mis conclusiones:

El cliente debe estar siempre en el centro de la estrategia; la tecnología, lo procesos y las personas deben estar alineados con esta estrategia, permitiendo entregar productos cada vez mejor orientados a sus necesidades.

De acuerdo con el párrafo anterior, carece de sentido la preocupación por adoptar todas las tecnologías emergentes en la empresa; tampoco estamos obligados a escoger entre Cuarta Revolución Industrial, Industria 4.0 o PLM.   Lo que si debe hacer es seleccionar el conjunto de tecnologías necesarios para soportar la estrategia de la compañía y sus procesos clave.

En todos los casos, se debe tener en cuenta la búsqueda de productos que permitan sostenibilidad en sus tres ejes. PLM, como Ciclo de Vida del Producto, debe ser un proceso de mejora continua y debe apoyarse en las iniciativas Cuarta Revolución Industrial, Industria 4.0 y en las tecnologías emergentes.

Para una empresa de manufactura, PLM es el camino que permite abordar de forma más practica la implementación de la gestión del ciclo de vida. Hoy, las empresas ya cuentan con la información del producto desde su concepción, y será necesario gestionar la información de las etapas de fabricación y de uso. Es muy importante considerar que el software PLM, en la medida en que sea implementado, requiere la integración con otros sistemas de la empresa (ERP, CRM, SCM, etc). Igualmente, es necesario definir indicadores de proceso que permitan medir el logro de los objetivos buscados.

Finalmente, es muy importante tener en cuenta que la implementación del proceso PLM toma tiempo, porque va a necesitar la revisión de muchos de los procesos. Se sugiere abordar el proyecto de implementación por etapas que coincidan con las del ciclo de vida del producto: DISEÑO, FABRICACIÓN, USO.

Ingeniería Asistida por Computador (IAC) puede apoyarle en la consultoría para la implementación de un proceso PLM. Este es un caso de referencia de la empresa Panamericana Corona que fabrica grifería y porcelana sanitaria: https://youtu.be/Dss-jaNRATY

 

Si estas interesado en escribir para nuestro blog, puedes contactarnos a info@iac.com.co o al teléfono 2656868 ext 305

Deja un comentario