News & Events

Autor: Juan Diego Pareja Vélez, Arquitecto MP A27242012

En el primer artículo sobre la arquitectura en tiempos de BIM comentaba, en primer lugar, sobre la necesidad de encontrar los mecanismos para establecer una conexión entre el diseño arquitectónico y la metodología BIM desde la etapa más temprana posible y sin importar el método proyectual usado. Conexión que permitiría sin duda alguna lograr que las ideas fluyeran entre si con una mayor fidelidad hacia el diseño. Así mismo, hacia énfasis en la necesidad de un arquitecto contemporáneo con mayor dominio de la técnica, lo que no debe entenderse como una amenaza a la poética del proyecto, ¡sino todo lo contrario! Se debe entender el conocimiento técnico como un potenciador de ideas posibles.

Dicho lo anterior, cabe anotar que es algo difícil lograr que el arquitecto contemporáneo domine todos los detalles constructivos de los proyectos, esto debido probablemente a su formación de base, que quizás le hizo ver a la técnica constructiva como un mundo paralelo al diseño de los proyectos y que este no debería permitir que le limitara sus ideas. Bueno, quizás estoy siendo muy personal en mis apreciaciones sobre las causas, pero no sobre el fenómeno que sufre la industria desde hace tiempo ya, en donde el diseño de proyectos no alcanza a ser documentado en debida forma, y a tiempo, dejando una gran incertidumbre que tiene que ser resuelta durante la construcción, lo que claramente afecta el presupuesto de diversas maneras.

¿Entonces que hacer? ¿Como lograr que el arquitecto, por el bien mismo del proyecto, tenga una relación más estrecha con aquellos que construirán sus ideas y que bastante conocen de los problemas que surgen en las obras por no tener toda la información correcta y a tiempo?

¡La respuesta es, BIM!! Que con sus métodos permite el trabajo colaborativo y aunque en principio no parezca tan novedosa la solución debido a que llevamos años elaborando planes, procesos y métodos para el desarrollo de los proyectos bajo BIM, (todo con un enfoque hacia la optimización y la eficiencia en la medición y construcción del proyecto, pero no ha existido una autentica preocupación por el quehacer arquitectónico, por lo que sucede antes de poder desarrollar el proyecto, y que con un lenguaje humanista y con dimensiones BIM desde lo social pueda proponer un método de abordaje del proyecto utilizando herramientas BIM para estudiar los fenómenos que puedan darse en nuestros diseños.

Es por lo anterior que quiero invitarlos a hacer parte del primer curso de Revit para arquitectos, desarrollado y dirigido por arquitectos, con gran énfasis en las herramientas de Revit que potencian la exploración del diseño, desde lo volumétrico, lo estético, lo formal, para llegar a la documentación con gran nivel de detalle. lo qué nos permita lograr la representación del proyecto, incluso con todos sus detalles técnicos y para hacerlo acorde a los procesos estándar de BIM estudiaremos los flujos de trabajo para la intervención de otras disciplinas necesarias para el proyecto! ¡No te lo pierdas!

Deja una respuesta