News & Events

Autor: Raúl Eyzaguirre

Un enfoque general sobre Lean y BIM

Frente a las grandes brechas -y por ende grandes retos- de productividad y eficiencia que apremian en la industria de la construcción, resultaría totalmente ilógico no aprovechar las bondades de Lean Construction y Building Information Modelling, como gran oportunidad de mejora para generar un cambio trascendente en la forma como diseñamos y construimos nuestros proyectos.

Ambos conceptos, de gran relevancia para la industria desde hace varias décadas, han contribuido en gran medida a entregar construcciones de alta calidad para los clientes. Sin embargo, no existe una definición -y mucho menos un entendimiento común- de lo que realmente significa Lean y BIM, generando confusión entre los profesionales y por consiguiente una proliferación de intentos por esclarecer su significado.

No es mi intención que mis definiciones prevalezcan sobre las otras buenas intenciones, sólo brindar una base de conocimiento para fines del presente artículo. En ese sentido, podemos entender Lean Construction como un cambio de «mentalidad» en la forma como gestionamos la entrega de los proyectos; cuyos principios, métodos y herramientas provienen y han sido adaptadas del exitoso Sistema de Producción de Toyota. Los esfuerzos de esta filosofía están orientados a maximizar el valor para el cliente y minimizar desperdicios siempre bajo un sistema de mejora continua. Por su lado, BIM se posiciona como la tecnología clave de la transformación digital en la industria de la construcción, la cual involucra cambios profundos en la cultura, procesos y prácticas. Su principal aporte está en la mejor gestión de la información de los proyectos y en la oportunidad de contar con un modelo virtual que aplica a todo el ciclo de vida del activo.

A continuación detallaré brevemente algunas de las conexiones entre ambas corrientes y por qué considero que la aplicación sistemática de ambas podría darnos un salto importante de productividad.

BIM como generador de valor bajo los principios Lean

Promover la integración de los proyectos, concibiéndolos como un «todo» y no sólo cómo la suma de sus «partes», es uno de los principales enfoques de Lean Construction. Sobre este, se asienta la buena práctica de integrar tempranamente a los actores de construcción durante la etapa de diseño con la finalidad que puedan plantear sus requerimientos oportunamente y asegurar que el diseño responda a objetivos de constructabilidad. Lograr este involucramiento temprano e integral de las personas – considerando a los equipos diseño y construcción-, para que coordinen y tomen decisiones en el proyecto basadas en herramientas tradicionales, planos e información no centralizada; resultaría sumamente ineficiente. BIM contribuye y facilita la colaboración y comunicación interdisciplinaria, aportando desde su funcionalidad más básica que es la visualización tridimensional del proyecto, hasta -y no limitado a- el rápido análisis de alternativas de solución gracias a la asociación bidireccional entre la data y los elementos que componen el modelo.

BIM contribuye a la eliminación del desperdicio

El desperdicio -también conocido como waste– puede definirse simplemente como algo que no es requerido para generar valor al cliente. Es común entenderlo como sólo desperdicio físico -generalmente el producido por el mal uso materiales en la misma obra-, sin embargo el concepto engloba otros 7 tipos de desperdicio, que perjudican el flujo continuo de trabajo que promueve Lean. Y justamente, la principal causante de esta ineficiencia en los procesos, es la «variabilidad».

Podemos utilizar BIM como herramienta para controlar y minimizar los efectos de la variabilidad en el sistema de producción. Tomemos como ejemplo la oportuna identificación y solución de incompatibilidades en el diseño, mediante el uso de modelos virtuales integrando todas las disciplinas del proyecto. Esta iniciativa permitiría asegurar que el alcance plasmado en el diseño, próximo a ejecutarse, sea realmente construible evitando la generación de desperdicios -exceso de materiales, retrabajos, esperas, entre otros- y contribuyendo a un flujo constante de trabajo sin restricciones.

Los principios Lean facilitan la implementación de BIM

No sólo BIM aporta a los objetivos Lean, en muchos casos mantener un pensamiento Lean también suma a las prácticas BIM. Por ejemplo, si consideramos el principio de JIDOKA, uno de los pilares del Sistema de Producción de Toyota, el cual se basa en tomar acción rápidamente frente los problemas de calidad que se presenten en el «sistema productivo» atacándolo desde la fuente o causa raíz y apenas aparezcan; resulta totalmente aplicable al proceso de generación de información -entendido comúnmente como modelado o modelamiento BIM- con fines de evitar grandes esfuerzos de depuración, modificación o eliminación de información aguas abajo del proceso. Ello involucra no dejar que los problemas o indefiniciones se acumulen para resolverlos hacia el final del proceso, sino cambiar hacia una cultura en la cual si surge un inconveniente, el proceso de producción se detiene, el equipo en su conjunto se avoca a entender y resolver el problema y se toman las medidas para que este no vuelve a suceder; todo con ello bajo la premisa de entregar productos y servicios bien desarrollados al primer intento.

La sinergia Lean-BIM que urge aplicar en los proyectos

En los párrafos previos, he dado muestras de asociación bidireccional entre Lean y BIM. Hoy, muchas empresas de la industria implementan independientemente alguna de ellas, pero muy pocas entienden -y por enden no han experiementado- el gran potencial que se esconde detrás de la sinergia entre ambas.

Lean y BIM se potencian mutuamente, es decir el máximo valor de cada una se alcanza cuando son implementadas conjuntamente. Pero no debemos perder de vista el objetivo final. La convergencia de ambas debe ser entendida y aplicada como un medio hacia un fin común; entregar los proyectos principalmente dentro del costo y plazo, satisfaciendo siempre las expectativas y necesidades del cliente.

 

Deja una respuesta