¿Para iniciar, hablaremos qué es eso de psicología organizacional?  Según Chiavenato (2007), una organización hace referencia a un sistema que conlleva actividades en donde participan dos o más personas; es importante que estas se comuniquen entre sí y trabajen en equipo para cumplir con los objetivos definidos.

Las organizaciones tienen como objetivo ser eficientes y eficaces para hacer un buen uso de los recursos con los que se cuenta; de esta manera se busca mejorar los procesos internos y externos, es decir que estos sean utilizados de manera correcta, y que afecten de manera positiva tanto a los empleados como a los clientes o usuarios de los productos y servicios ofrecidos.

Por otro lado, las compañías deben motivar para que las personas que hacen parte de su organización sean eficaces y eficientes; una persona eficaz se preocupa por sus intereses personales (crecer como profesional, mejorar salario, obtener reconocimiento) mientras que una persona eficiente se interesa más por cumplir con los objetivos de la organización (aumentar la producción, utilidad, reducir costos) (Chiavento, 2007).

Si las empresas buscan que sus empleados sean eficientes y eficaces se crea un equilibrio, formando así una organización balanceada, es decir, si una persona crece profesionalmente y realiza sus funciones de manera correcta velando por sus intereses y los de la compañía va generar los resultados que se desean y que es, en definitiva, el que permitirá que la organización alcance el éxito esperado.  Los individuos deben apropiarse de los intereses de la compañía y no verlo desde un estado de separación sino como si fueran parte de ellos, haciendo todo lo posible para que esta crezca, mejore sus procesos y se cree una satisfacción laboral que se evidencie en el contacto con el cliente final.

De lo anterior se deriva la importancia de la cultura organizacional ya que es esta la que establece los valores, principios, tradiciones y políticas de la empresa y da una visión de lo que se espera de los individuos que conforman la organización (Tpm, 2007).

La psicología organizacional estudia el comportamiento de las organizaciones; su gran valor es que busca comprender las conductas de cada individuo y cómo se llevan a cabo las acciones en equipo, con el propósito de generar una satisfacción laboral y un buen clima entre los trabajadores para que las personas se sientan satisfechas en su trabajo, mejoren su rendimiento y reflejen ese trato con los clientes y por ende se tendrá mayor producción.

Casos de Éxito

  • Al hacer una selección adecuada las compañías se benefician de la psicología organizacional, ya que este posible candidato va a ser parte del equipo de trabajo es importante fijarse que cuente con el perfil que buscado.
  • Cuando se deben resolver conflictos, entran los psicólogos organizacionales para ver diferencias, con el fin de mantener un clima estable en donde las personas puedan expresar sus opiniones de forma respetuosa y tolerante
  • La psicología organizacional se interesa por conocer las cualidades de cada miembro de la organización con el fin de motivarlos y ayudarlos a potencializar sus habilidades para alcanzar así los objetivos.
  • Asimismo, permite tener una comunicación asertiva entre los miembros de la compañía y actúa como mediador para evitar conflictos.
  • Se interesa por alcanzar el éxito cumpliendo con las metas del mismo modo dándole valor a el talento humano de la compañía. 

Referencias

Si estas interesado en escribir para nuestro blog, puedes contactarnos a info@iac.com.co o al teléfono 2656868 ext 305

Deja un comentario